El juego patológico es un trastorno altamente incapacitante, que cursa de forma progresiva y crónica, y comporta un deterioro individual, familiar y social. Es uno de los problemas serios de salud pública y existen pocos estudios controlados sobre su etiología y tratamiento. Desde 1980 se reconoce formalmente este trastorno con el nombre de “juego patológico”.



¿Qué es la Ludopatia?



La ludopatía consiste en una alteración progresiva del comportamiento por la que un individuo siente una incontrolable necesidad de jugar (juegos de azar), menospreciando cualquier consecuencia negativa. Se trata de una adicción.



Es un trastorno reconocido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su clasificación Internacional de Enfermedades en el año 1992.



El juego puede llegar a ser algo más importante en la vida de un jugador que su familia, trabajo o bienes materiales. Tan fuerte puede ser la dedicación al juego que la alimentación, sexo o relaciones sociales pasan a constituir algo secundario.



El juego compulsivo es una enfermedad que se caracteriza por el impulso incontrolable por jugar. Se puede decir que alguien es un jugador compulsivo cuando éste juega no sólo ya por el hecho de ganar, sino por el mismo placer de jugar y no es capaz de parar, ocasionando así problemas tanto emocionales, como familiares, legales, financieros, etc.; esta adicción suele estar acompañada de otras como el alcohol y las drogas… Es una enfermedad que, en resumidas cuentas, destruye tanto al jugador como a las personas que lo rodean. Además, el jugador patológico disminuye sus interacciones sociales con personas no relacionadas con el juego; es decir, sólo socializa con amigos en bares, casinos, etc.



El jugador compulsivo es manejado por un impulso incontrolable para aceptar riesgos, hecho que progresivamente va minando toda su vida. En muchas ocasiones, el jugador tiene que recurrir a actividades ilegales o contra su propia naturaleza para obtener el dinero que escapa de sus manos. También presenta un elevado riesgo de cometer suicidio.



Los ludópatas pueden manifestar otras enfermedades de origen psicosomático. Suele estar aparejada con otras adicciones como el alcoholismo y el tabaquismo. Las familias suelen tener un patrón característico de funcionamiento, de manera que el propio afectado por el problema no suele ser la persona que solicita ayuda a los servicios profesionales y/o las asociaciones de autoayuda.



Indicios de juego compulsivo



1. Su comportamiento produce en la familia síntomas de depresión o desesperación.

2. Amenaza a los recursos económicos familiares.

3. Desatención al trabajo.

4. Actividades ilegales para poder jugar o bien para reintegrar el dinero a amigos, familiares, entidades financieras, etc.



Si tenés alguno de los problemas descriptos aquí, no dejes de contactarte con alguno de los lugares que te mencionamos a continuación:



CENTRO DE ATENCIÓN A LUDÓPATAS

Hospital de Clínicas, primer piso

Centro dirigido por la Universidad de la República (UDELAR) en colaboración con la Dirección de Casinos.

Teléfono 0800-8631



PROGRAMA URUGUAYO CONTRA LA LUDOPATIA

http://usuarios.multimania.es/ludopatiauruguay/index.html

cel.: 098375726




JUGADORES ANÓNIMOS

Es un grupo de hombres y mujeres que comparten mutuamente la experiencia, la fuerza y la esperanza que ellos pueden resolver su común problema y ayudar a otros a recuperarse del problema del juego .


Teléfonos:

2575 53 92 Montevideo

098 755 990 Maldonado




E-mail: jugadoresanonimos@adinet.com.uy






Un comentario en “Juego Responsable

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.